domingo, 17 de enero de 2010

Un punto azul pálido

Leyendo el último post de DO_0B en su reciente blog, me he acordado de este vídeo.
En el vídeo, Carl Sagan, a quien siempre he admirado profundamente, reflexiona sobre ese punto azul pálido que aparece en una de las últimas fotografías tomadas por la Voyager I. En aquel momento la sonda se encontraba a más de 6000 millones de kilómetros de casa.





Esta secuencia, como toda la obra de Sagan, tiene algo que resulta conmovedor. La forma que él tenía de ver el Universo siempre ha sido también la mía. Las razones que él tenía para amar la ciencia son también las mías.

3 comentarios:

do_0b dijo...

¡¡Maravilloso!!

El vídeo rebaja al ser humano a lo que universalmente es: una insignificancia, pero no con el fin de humillarlo, sino de hacerle ver que en esa intrascendencia hay un poder enorme en su interior, la capacidad de cambiar a algo mejor.

Sagan trasluce optimismo por la especie humana, y para mis este es un valiente y maravilloso mensaje.

Muchas veces había imaginado esta misma escena para hacer ver a algunas mentes lo humilde de nuestra existencia, y no recordaba que ya había sido rodada.

De nuevo: precioso, voy a actualizar mi post y a escribir uno sobre Asimov :)

Elena dijo...

Los tres minutos y pico mejor invertidos en mucho tiempo.

Carl Sagan fue un gran maestro y cuanto más se de él más me gusta.

Anónimo dijo...

[url=http://blog.alphaplus.ca/wp-content/upgrade/sve/]generic cialis pills[/url]